Sobre Harvard, MK ULTRA y el Unabomber

Theodore Kaczynski

El Unabomber puede ser parte de la cultura pop norteamericana pero tampoco se suele hablar mucho de Theodore Kaczynski, el hombre detrás del curioso mito y sus asesinatos. La historia conocida es de todos modos bastante interesante: un niño prodigio, aceptado en la Universidad de Harvard a los 16 años, obtuvo un PhD en matemática en la Universidad de Michigan, para ser profesor en la Universidad de Berkeley a los 25 años de edad. Un joven brillante, sin lugar a dudas.

Pero a los dos años de comenzar su trabajo como profesor en la Universidad más importante de California, renunció. Claro, me dirán que la gente renuncia a sus trabajos todo el tiempo, no están cómodos, no les pagan lo suficiente, tienen una mejor oferta… “Ted” Kaczynski renunció y se fue a vivir a una cabaña sin electricidad ni agua potable, en Montana, para ser un hombre completamente auto-suficiente, alejado de la sociedad.

Hasta ahí podría pasar por otro hippie intelectual, pero entre los años 1978 y 1995 Ted llevó a cabo una verdadera campaña contra la sociedad enviando bombas por correo, con un resultado de 3 muertos y 23 heridos. Los objetivos eran siempre universidades, aerolíneas y empresarios (de allí el nombre puesto por el FBI: UNiversity and Airline Bomber) y los ataques fueron acompañados eventualmente por un manifiesto en el que Kaczynski manifestaba su completa disconformidad con la sociedad.

El FBI nunca pudo atraparlo y el Unabomber está en prisión hoy en día gracias a su hermano, quien reconoció su caligrafía y su estilo en el manifiesto. Antes del juicio llegó a un acuerdo: no se declaró demente, sí culpable y pasaría el resto de su vida tras las rejas. Muy bien, esto es lo que se sabe y se dice cada vez que a algún canal se le antoja hacer un documental sobre el “terrorista doméstico”.

Ahora, lo que me llamó la atención de la historia es un pequeño salto que seguramente ustedes también notaron. Niño prodigio, excelente estudiante en Harvard… Luego Unabomber. Algo debe haber ocurrido en el proceso que lo enloqueció, o aunque sea facilitó que algo tan violento se manifestara en el joven matemático. Y la culpa puede ser de la propia Universidad de Harvard.

Resulta que mientras estaba en la Universidad más prestigiosa del mundo el estudiante se anotó para participar de unos “estudios de personalidad” llevados a cabo por el Doctor Henry Murray. Según se les había dicho, simplemente debatirían sobre filosofías de vida con otros estudiantes. Mediados de los sesenta, en aquellas épocas les encantaban los debates. Pues bien, no era nada de eso. En realidad, los estudios eran parte de MK ULTRA, aquellos experimentos de la CIA en que básicamente jugaban con las mentes de personas inocentes, probando sus límites, a menudo dándoles drogas alucinógenas o señales eléctricas con las que buscaban cambiar el funcionamiento (habitual) del cerebro.

Lo que se sabe de las pruebas a las que fue sometido el Unabomber es que eran “pruebas de estrés”: los participantes eran sometidos a constantes y brutales ataques psicológicos, mientras eran amarrados a una silla y conectados a electrodos que monitoreaban sus respuestas. La acogedora sala en la que se llevaban a cabo los estudios estaba más que iluminada (por decirlo de una manera simpática) y tenía un espejo de doble vista. Los estudiantes eran filmados durante todo el proceso y en la última parte del estudio se les mostraban (mientras todavía estaban atados) algunos de los momentos en los que era más clara la inestabilidad emocional y el malestar psicológico del participante.

Se sabe, por haber sido seleccionado para participar, que el Unabomber había sido declarado como emocionalmente estable. Cuando se graduó unos años más tarde resolvió en un año un problema de tal manera que, según su profesor, sólo “unas 10 o 12 personas en todo el país” podrían apreciarla. Luego se convirtió en uno de los hombres más buscados por el FBI, asesinando a tres personas. Y uno de los motivos por los que Ted más detesta(ba) a la sociedad es por las técnicas de manipulación mental que son ejercidas constantemente sobre la población. ¿Coincidencia?

Fuente: ALT1040

Para leer el manifiesto de Unabomber (llamado La sociedad industrial y su futuro): Click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s