¿Quién mueve a los hilos del mundo?

Por Esteban Pérez López

Es paradójico en una época como la actual, donde el ser humano, puede decidir su destino colectivo mediante el ejercicio del derecho al voto, garantizado por constituciones, cartas magnas y códigos civiles, que le ponen al amparo de eventuales abusos de los poderes legalmente establecidos, cada vez esté más extendida la idea de que detrás, o por encima de las instituciones oficiales hay algo más.

Idea que no es nueva, ya Balzac escribía en sus ilusiones perdidas que hay dos historias “La historia oficial, mentirosa, que se enseña y la historia secreta en la que se hallan las verdaderas causas de los acontecimientos, una historia vergonzosa”.

Por eso es difícil creer, que en una sociedad democrática como la nuestra, estemos sometidos a poderosas fuerzas organizadas para dirigir nuestras vidas, manipular nuestros deseos y dirigir nuestros pensamientos.
Es duro imaginar un Gobierno invisible que dirige el mundo por encima de los Estados nacionales, pero ya el gran estadista Inglés Benjamín Disraeli lo dijo claramente: “El mundo esta Gobernado por personajes muy diferentes a los que creen los que no ven más allá de sus ojos”.

También Lenin se lo dijo a sus colaboradores: “Detrás de la revolución de Octubre, hay personajes mucho más influyentes que los pensadores y ejecutores del Marxismo”.

De igual forma Sir Winston Churchill levantó un poco el velo cuando aseguró que “Aquel que no vea que en la Tierra se está llevando a cabo una gran empresa, un importante plan en cuya realización nos es permitido colaborar como siervos fieles, tiene que estar ciertamente ciego”.

La clave quizás ya la había dado antes Franklin Delano Roosevelt cuando manifestó a sus colaboradores en el gobierno “En política nada es casual. Si algo sucede estad seguros de que se planeo así”.

Pensamos lógicamente, que la Historia la van configurando decisiones improvisadas y reacciones políticas que tratan de reorganizar las cosas que los acontecimientos cambian. Nos cuesta un gran esfuerzo aceptar que el mundo en el que vivimos hoy fue planeado en tiempos de Cristóbal Colón, que la Revolución Francesa, la Rusa, el Nazismo y la Era Consumista son los eslabones de una cadena de acontecimientos perfectamente planeada y llevada a cabo por unos seres humanos que creen dominar las leyes cósmicas de polarización y polarizan a sus semejantes mediante ideologías y conceptos que enfrenta a unos seres humanos contra otros llevando a la práctica la táctica militar “Divide y Vencerás”.

Es muy difícil creer que el desorbitado materialismo actual que nos enfrenta a una competición agresiva por obtener más y más cosas, fue planeado hace varios siglos. Pero los testimonios no dejan lugar a dudas. Así por ejemplo en 1773 no existía el consumo, ni siquiera se conocía ese concepto en un mundo donde la miseria era lo normal y la pobreza lo cotidiano sin embargo en ese mismo año se crea una sociedad ocultista de suma importancia “La Liga de los Hombres” y en una de sus actas se dice textualmente “La lucha encarnizada por los bienes del dinero generará una sociedad sin corazón”.

No es una profecía, sino lo previsto en un plan perfectamente trazado, cuyo propósito es subyugar al ser humano y a la humanidad entera bajo un gobierno único, el poder del Dinero.

Veamos la cronología de los hechos que nos permitirá comprender un poco la formación de dicho gobierno en la sombra:

En 1773 el Banquero Judío Amstel Rothschild crea la sociedad “La Liga de los Hombres” de origen masónico (Illuminati) es el inicio de la moderna “conspiración capitalista” cuando el barón Rothschild -Célebre banquero internacional que financió a Napoleón– hizo suya la máxima “Dadme el dominio del dinero y ya no importará quién mande”. Lo cierto es que el papel que tras la muerte de Rothschild jugó su familia es clave para entender las oscuras redes del moderno poder económico mundial.

En varias conversaciones, se le escuchó decir otra de las frases que definen perfectamente, la idea o plan que pretendían llevar a cabo. “No importa a quién vote el pueblo, siempre nos votará a nosotros”.

Paralelamente el Banquero Judío Amstel Rothschild encarga crear en el condado Alemán de Baviera en 1776 (777) al Jesuita Judío Adam WeishauptLa Liga de los Hombres” que acogió dentro de ella a todos los hombres de otra sociedad secreta que tuvo que huir de Italia cien años antes “Los Iluminati”. (1753, se incorpora la Estrella de David, a los ritos ocultistas de Rothchild, en su adoración a Saturno y Astareth. Y de Lucifer de los Illuminatis).

También “Casualmente” en ese mismo año 1776 (777) Benjamín Franklin y Alexander Hamilton (ambos pertenecientes a la Masonería) son los fundadores del Estado Norteamericano una vez proclamada su independencia Y Casualmente también de los 56 firmantes de la Declaración de Independencia Americana 50 fueron Masones y Casualmente también de los 55 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente 50 fueron Masones (de hecho el reverso del billete de un dólar en su lado izquierdo lleva los símbolos masónicos). Lo expuesto hasta ahora no se trata de una opinión sino de datos verificables, que constan en la Historia reciente de Norteamérica y cualquiera puede comprobarlos.

En general se piensa que la idea de Gobierno Único es nueva y que los acuerdos de Maastrich integraron ese concepto al proyecto europeo. Sin embargo la idea ni es nueva ni europea se trata como vamos viendo a lo largo de la charla del plan perfectamente trazado por “La Liga de los Hombres” que se viene realizando bajo el poder del dinero internacional.

En la década de los 70 del siglo pasado J. Warburg banquero asociado a los Rostchild y los Rockefeller, lo anunció en el senado americano con las siguientes palabras: “Nos guste o no tendremos un Gobierno Mundial Único. La cuestión es si se logrará mediante consentimiento o por conquista”.

Añadiremos más datos para poder recomponer este rompecabezas. En Noviembre de 1987 la revista norteamericana Code publicaba un reportaje en el que se denunciaba que hombres de la importancia de J. Warburg, Rostchild, Rockefeller, Morgan, Kissinger o jefes de estado como Roosevelt, Churchill o Bush (Padre), fueron o son aun miembros de una logia hebrea conocida como B’Nai B’Rit que significa “hijos de la Alianza”. La revista Code denunciaba afirmando que Diputados del congreso, miembros del parlamento, funcionarios de la Casa Blanca y del Ministerio de Exteriores, banqueros y líderes sindicales se sienten estremecidos de poder mezclarse con los poderosos de la Logia B’Nai B’Rit. La élite de la B’Nai B’Rit son los Iluminados, grupo de herederos de la “Liga de los Hombres” y fundadores del “Club de Roma” y “La Trilateral” Su poder se extiende y se infiltra como una mancha de aceite por todas partes. Detrás de todas las sociedades están los Rostchild y los Rockefeller, su meta consolidar un Gobierno Único para la Humanidad, cuya última fase la llaman la “Era Tecnocrática” en la cual se diseñará paulatinamente una sociedad cada vez mas controlada. Esa sociedad será gobernada por una élite de personas libres de valores tradicionales, que no dudará en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirá en el comportamiento del pueblo, controlará y vigilará con todo detalle a la sociedad, llegando a ejercer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del mundo.

Estas sociedades libraron una larga y dura batalla hasta conseguir su propósito, debido principalmente a que en sus orígenes, la Constitución Americana preservaba la independencia del Gobiernos a la especulación de la Economía y del Dinero Internacional, reservándose el Congreso y el Senado la posibilidad de intervenir en el precio de las cosas. Estaba prohibido que los extranjeros aportaran su dinero en acciones bancarias y no permitía la concentración bancaria en los bancos centrales.

El alto mundo de las finanzas encabezado por los Rostchild había fracasado en su intento de unirse a los Morgan y los Rockefeller. Pero tras unas oscuras maniobras lograron en 1913 que el senado votara un proyecto de ley que enmendaba aquella sabia decisión de la Carta Magna. En aquella época el famoso senador norteamericano Charles Lindberg declaró a los medios de comunicación de todo el País “Con esta Ley se constituirá el Consorcio más gigantesco de la Tierra. Cuando el presidente firme, legalizará el Gobierno Invisible de los Amos del Mundo”.

Poco después de aprobada esta enmienda se aprueba otra de igual importancia, la Ley del Impuesto Progresivo. Con este impuesto los Gobiernos se ocupan de los que más dinero tienen promulgando leyes especulativas, para que se produzcan ganancias rápidas, no es difícil ver que detrás de la apariencia benévola de este sistema económico está el plan perfectamente trazado para que poco a poco el poder cambie de manos pasando de los gobernantes a los Banqueros.

La Iglesia como es natural tampoco se libró de la influencia y la manipulación de estas sociedades Secretas.

Durante la II Guerra Mundial, distintos grupos se infiltraron en la Iglesia Católica, como la OSS (precursora de la CIA), el M16 Británico, los Masones y la Logia P2 (la más poderosa de Italia en cuyo seno está la Gran Logia del Vaticano).

Por cuyo motivo se produjo el escándalo en 1976 al aparecer en el Vaticano una lista con los nombres y las fechas de entrada en dicha Logia de 125 altos dignatarios de la Iglesia desde cardenales de la curia pasando por arzobispos, obispos, sacerdotes y laicos. El hecho de que el papa actual Karol Wojtyla retirase la orden de excomunión mundial contra los masones al poco tiempo de ser elegido sumo pontífice ha levantado especulaciones de su supuesta vinculación con los “ILUMINATI”.

Una evidencia más de esta trama secreta en la planificación del destino de la humanidad es el hecho de que Carlos Marx escribiera el “Manifiesto Comunista” por encargo de la “Liga de los Hombres” y estos mismos financiaran las revueltas desde 1864 hasta que triunfó el comunismo, con el único objetivo de derrocar a los zares y hacer un frente fuerte para debilitar el resto de las monarquías europeas y crear una Internacional Comunista lo suficientemente grande para equipararse a todo el conjunto Cristiano. La prueba de esto, está en el Museo Británico donde se encuentran los cheques con los que se pagó a Carlos Marx.

Pero la pieza que da sentido a este rompecabezas, y que se encuentra en la biblioteca del Museo Británico de Londres es la correspondencia que mantuvo Albert Pike (encargado de las operaciones de la “Liga de los Hombres” en América) con Giussepe Manzini (responsable de la “Liga de los Hombres” en Italia).
En una carta que Pike le envía a Manzini el 15 de Agosto de 1871 donde le pone al corriente de los planes que se llevarán a cabo en los próximos años, le comenta el ¿Por Qué? y el ¿Para Qué? de las tres grandes guerras mundiales que han sido prevista para la consecución de sus objetivos. La carta dice textualmente:

“La Primera Guerra Mundial se debe generar para permitir a los iluminados derrocar el poder de los Zares en Rusia y transformar este país en la fortaleza del comunismo ateo. Las divergencias provocadas por los agentes de los Iluminados entre los imperios británicos y alemán se deben aprovechar para fomentar esta guerra, una vez concluida se debe de edificar el Comunismo para destruir otros Gobiernos y debilitar a las monarquías europeas y las Religiones.

La Segunda Guerra Mundial debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los Fascistas y Sionista Políticos. La lucha debe iniciarse para destruir el Nazismo e incrementar el Sionismo Político, con tal de permitir el establecimiento del estado soberano de Israel en Palestina.
Durante la Segunda Guerra Mundial se debe edificar una Internacional Comunista lo suficientemente robusta como para equipararse a todo el conjunto Cristiano.

La Tercera Guerra Mundial se deberá fomentar aprovechando las diferencias promovidas por los agentes de los Iluminados entre el Sionismo Político y los dirigentes del Mundo Musulmán la guerra debe orientarse de tal forma que el Islam y el Sionismo Político se destruyan mutuamente, mientras que otras naciones se vean obligadas a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, espiritual y económicamente.

Como final de la carta Pike decía a Manzini, “al final de la Tercera Guerra Mundial quienes pretenden la completa dominación del mundo, provocarán el mayor cataclismo social jamás conocido en el mundo”.

Como comentario aportar algunos datos históricos que demuestran que este Plan perfectamente estructurado en 1871 se va cumpliendo con peligrosa exactitud.

Al final de la I Guerra Mundial el 2 de Septiembre de 1917, el secretario de Estado Británico Artur Balfour concedió al pueblo Judío- a través de Lord Rostchild– el territorio de Palestina como su “Hogar Familiar
Una vez acabada la II Guerra Mundial el 14 de Mayo (mes de Sión, el más luminoso) de 1948 se proclama la Declaración de Independencia de Israel.

Churchill e Eisenhower entre 1944 y 1945 permitieron la muerte de más de millón y medio de alemanes en los campos de concentración.

Eisenhower retrasó deliberadamente aceptar la rendición de Alemania para permitir que entrasen antes que británicos, franceses y norteamericanos, los rusos en Alemania.

El comportamiento de los Iluminados en las guerras era el mismo, ayudaban siempre a los dos bandos, estrategia que siguen utilizando en tiempos de paz en cualquier intervención que hacen.

Respecto a la tan anunciada III Guerra Mundial tal como decía Pike en su carta, el enfrentamiento entre los Sionistas Políticos y el Islam queda patente en el [auto]atentado de las Torres Gemelas, dando como resultado inmediato el ataque a Afganistán primero y a Irak después. Son muchos los observadores que en la llamada “Guerra contra el Terrorismo” ven los preliminares, es decir el caldo de cultivo necesario para la III Guerra Mundial.

Según los expertos en estos temas, todo parece indicar que el comienzo de la tercera parte del Plan lo dio George Bush (padre) al aludir al Nuevo Orden Mundial, en una conferencia dada el 11 de Septiembre de 1990. Poco antes de la primera Guerra del Golfo. Motivo de dicha guerra, pues que Irak poseía poco más del 30% de las reservas mundiales de petróleo, de tal forma que su control se convertía en una estrategia vital para el desarrollo de la tercera parte de el ya aludido Plan.

Como curiosidad describir cómo está estructurado el poder real del mundo en la actualidad.
En Mayo de 1954 se crea un Club formado por los quinientos hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo.

En su formación lógicamente participan, los Rotschild, los Rockefeller y los Bilderberger. Por encima de ellos está el “Consejos de los 33”, los 33 más altos masones iniciados en el mundo. Más arriba aún el “Gran Consejo de los 13”, trece grandes Druidas. Por encima de los cuales actúa aún “tribunal” y finalmente el innombrable “Grado 72” (que en la cábala significa Iluminado).

Como conclusión a todo lo expuesto hasta aquí. Hacer mención a un acta de los Iluminados, perteneciente al momento actual, retando a todos los seres humanos que deseen ser libres y permanecer al margen de este entramado, el texto dice literalmente:

Hemos sido elegidos por el mismo Dios para gobernar el Mundo. Aunque surja un espíritu heroico que se nos oponga, no podrá medirse con guerreros entrenados como nosotros. Habrá llegado tarde.

En el supuesto de que todo lo relatado se ajuste a la verdad, los Iluminados están logrando uno de los principales objetivos de su Programa “Una Sociedad Sin Corazón”. A cambio de cosas materiales estamos despreciando los valores del “Espíritu” sustituyendo el auténtico conocimiento por “becerros de Oro”.

Fuente 1: Página Digital

Fuente 2: Núcleo Sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s